Etiquetas

, , , , , ,


En los tristemente famosos baños de Argel, pasó Miguel de Cervantes cinco largos y penosos años como esclavo de los piratas Musulmanes. A pesar de tener sobrados motivos, Miguel de Cervantes no parece haber odiado a sus enemigos, y se aprecia su respeto por ellos en su obra.

Sobre la berenjena y las alboranías

Hoy os voy a hablar de la berenjena, una hortaliza de mucho consumo en los siglos XVI y XVII por influencia de la cultura gastronómica árabo-judía. La berenjena era uno de los ingredientes básicos en la elaboración de recetas sin carne en los días de cuaresma junto a otras verduras de la huerta.
En mi próxima publicación os hablaré también del bacalao. Al no ser permitido el consumo de la carne en los días de cuaresma, se usaba con mucha frecuencia este pescado de fácil conservación para aquella época.

La palabra alboranía viene del vocablo árabe al-baraniyya que significa cierto manjar. Se trata de un guisado de berenjenas, calabazas, pimientos y tomates, un plato que se servía en los días de cuaresma (en los que está prohibido comer carne).
(Fuente : Wikipedia libre)

1. f. Guisado de diferentes hortalizas picadas y revueltas.
(Fuente : Diccionario de la Real Academia Española)

“… Muchos platos y usos gastronómicos de la cocina meridional española provienen como es bien sabido, de la cocina hispanoárabe, principalmente de la derivada de las culturas mozárabe y mudéjar. Así, por ejemplo, la utilización culinaria de productos como la leche (la cultura galáctica), la almendra y la miel, los aliños con cilantro, comino, azafrán, agua de rosa o agua de azahar, y la golosa invención de las frutas de sartén, como buñuelos, cañas o almojábanas.

Pero dos especialidades de claro origen morisco nos resultan más cervantinas que cualesquiera otras: las albódigas y la alboronía, considerando, no obstante, que don Miguel de Cervantes no se manifestó excesivamente aficionado a la gastronomía de origen africano en su conjunto; tal vez porque le trajesen a la memoria las fatigas de Argel.

Pero es lo cierto que las albondiguillas de carne picada, consideradas comúnmente un plato exquisito, eran unos de los bocados preferidos de Sancho, y es de suponer que también de Cervantes…”

“…En cuanto a la alboranía de berenjena, aunque Cervantes no confiesa en ningún momento especial debilidad por este guiso, su componente básico presenta sin duda ciertas connotaciones cervantinas, en virtud del juego conceptual y de palabras que el autor del Quijote establece con el supuesto autor del libro, Cide Hamete Benenjeli” :

– ¡Y cómo – dijo Sancho – si era sabio y encantador, pues según dice el bachiller Sansón Carrasco que así se llama el que dicho tengo, que el autor de la historia se llama Cide Hamete Berenjena!
– Ese nombre es de moro – respondió don Quijote.
– Así será – respondió Sancho – , porque por la mayor parte he oído decir que los moros son amigos de berenjenas.

(Parte II, Cap. II)

“…La alboranía fue, junto a la cazuela de berenjenas a la morisca, el preparado a base de berenjena más común en el sigo XVI y XVII, guisado que llevaba calabaza y pimiento, además de la carnosa verdura de color morado; y, a partir de mediados del XVII, también tomates; todo picado, mezclado y sofrito en aceite; esto es, un plato que hoy llamaríamos Pisto, que, en virtud de su ligereza y de no llevar carne, durante siglos se comió regularmente los días en que la religión prohibía comer carne y, más particularmente, en los meses de verano…”

“…Lo que entonces se conocía por pisto era otra cosa, un guiso propio a los enfermos, como da a entender Cervantes en el Gallardo español, que consistía exactamente en un caldo de gallina, al que se añade un poco de carne de la pechuga muy picada y un pedacito de pan remorajado.”

A la mesa con don Quijote y Sancho. P. Plasencia.
Febrero 2005, Suma de Letras, S.L.
Páginas: 101, 102, 103, 104, y 105.

Grabado de Eusebio Planas 1910, Cervantes es apresado.

Grabado de Eusebio Planas 1910, Cervantes es apresado.

cervantes cautivo 2

.

Pisto manchego

Ingredientes

1 berenjena – 1 calabacín – 1 pimiento verde – 1 pimiento rojo – 1 zanahoria – 2 tomates grandes – 1 cebolla – 2 dientes de ajo – 1 cuchara grande de perejil picado – 1 cuchara pequeña de pimentón dulce – aceite de oliva – 1 hoja de laurel – sal y pimienta.

Elaboración

Pelar, lavar y picar las verduras del mismo tamaño. Picar la cebolla y sofreír unos minutos en una sartén grande con aceite. Se añaden los ajos cortados en laminas finas y toda la verdura. Añadir el pimentón, la hoja de laurel y salpimentar. Dejar cocer a fuego lento. La verdura irá soltando su jugo pero si se queda sin caldo añadir un vaso de agua o de caldo de verdura. Cuando la verdura está hecha se quita del fuego y se sirve en una fuente.

Berenjena

¡Qué lo disfrutéis!

.

Berenjenas embuchadas tipo Almagro

Ingredientes

Su origen puede remontarse a la cocina andalusí, ya que fueron los árabes procedentes de Siria los que trajeron la berenjena a España, dejando en Almagro no sólo el fruto sino también la forma de conservación. Hay refranes del siglo XVII que mencionan la abundancia de las berenjenas en la ciudad de Almagro:

En Almagro berenjenas a carros“.

Recolección y elaboración

Las berenjenas de Almagro se recolectan cuando todavía son de pequeño tamaño y se encuentran aún tiernas. Después se pelan, quitando la parte de la bráctea sobrante, las espinas y la parte final del pedúnculo. Posteriormente se cuecen entre 5 y 15 minutos y se someten a continuación a un proceso de fermentación, donde se agrega el aliño y se tienen entre 4 y 15 días, después de los cuáles estarán listas para su consumo. El aliño tiene vinagre, aceite vegetal, sal, cominos, ajos, pimentón y agua. Si las berenjenas se comercializan embuchadas, se rellenarán además con pimientos y se atravesarán con tallos de hinojo, dando lugar a su disposición final típica.
(Fuente : Wikipedia libre)

.

MALIKA TOUMADJ..
Mali et la feuille d'artichaud

Anuncios